Aterrados – 2018


Duración: 87 min aprox.

País: Argentina

Valoración: 5,5/10


Seguimos nuestras andadas por el cine de terror latinoamericano. No hace mucho que descubrí este filme del que muchos críticos y portales de Internet hablaban bastante bien. Y ya sabemos que está mal crearse expectativas antes del visionado de un film, algo que ha podido influir en mi valoración final. Porque, por lo demás, todos están en lo cierto. Aterrados es una película a la que no le falta originalidad, huye de los clichés y aporta cierta frescura al género. Solo por ello vale la pena.

Su historia es bastante intrigante a la vez que espeluznante. Demián Rugna, que hace a la par de director y guionista, nos sitúa en un barrio cualquiera de Argentina, en una calle, un vecindario donde viven familias ordinarias. De pronto, tres macabros sucesos, a priori sin relación, atraerán la atención de la policía y de un equipo de investigadores paranormales. Dispuestos a descubrir lo que está sucediendo, se embarcarán en un proyecto no apto para cardíacos ni mentes débiles.

Nos cuesta ponernos con el cine de terror argentino después de nuestra mala experiencia – creo que ya lo hemos hablado más de una vez – con Ataúd blanco (2016). Sin embargo, no debemos olvidar la participación argentina, aunque lleve bandera uruguaya, en la reciente No dormirás (2018), la cual si podemos decir que nos llegó a conquistar. Tampoco vamos a decir que somos expertos en este campo, pues no recuerdo mucho más que ver Aparecidos (2007), que ni fu ni fa, y que tenemos pendiente Luciferina (2018). Lo importante es ver como el cine de terror argentino se abre paso y va cobrando importancia.

Tras este improvisado resumen, debo afirmar que Aterrados hoy en día debe situarse a la cabeza. Se trata de una película decente, que puede resultar atractiva tras su potente secuencia inicial y que rara vez decae a lo largo de su hora y media (ni llega) de metraje. Tiene intriga, momentos de tensión y algún que otro sobresalto. Es positivo el hecho de que Rugna no abuse de los elementos propios del terror, aunque no escatime en mostrarnos imágenes perturbadoras. Todo el filme guarda un buen equilibrio, nada de lo que hay sobra en el guion.

Entre tanto, los personajes de la trama también son bastante completos. Con ello me refiero tanto a los “muertos” como a los vivos. Gran papel de Maximiliano Ghione como comisario escéptico, personaje que casi lleva todo el foco de la película y, sin duda, el más cercano para el espectador. No tanto así sus demás compañeros, que encarnan el papel mucho más místico, a veces surrealista, y que enriquecen más todavía la trama. En cambio, el personaje encargado de ser el conductor de los momentos terroríficos y tensos del filme me ha parecido poco trabajado. Rugna es capaz de sorprendernos con momentos muy originales, pero este elemento se me ha quedado un poco descolgado del resto. Es decir, tengo hasta la impresión de haberlo visto en otras películas.

En su contra, o su favor, he de avisar que Aterrados no cuenta con un final cerrado ni con una explicación concluyente a un fenómeno paranormal. Esto no significa que el cierre sea malo puesto que, aunque esperaba una impactante secuencia final que se queda a medio gas, la película sabe acabar en el momento preciso y con una duración perfecta.

Como siempre, diré que hay que saber romper barreras. Estamos ante cine latinoamericano y quizás muchos no estemos demasiado acostumbrados a verlo en este tipo de géneros. Hay que saber desligarse de las cadenas del cine más comercial, en su mayoría importado de Hollywood. Pero tranquilo, si eres demasiado tiquismiquis, la película ha tenido tanta repercusión que ya se está preparando su remake norteamericano y suena a que Gullermo del Toro tomará las riendas del proyecto.

Este último dato no hace más que reforzar la idea de que Aterrados es un filme a tener en cuenta. Para los amantes del terror en general deseosos de ver algo renovador, aquí tienen una digna candidata. Poco más que añadir, hay muchos momentos que merecen la pena dentro de este largometraje cuya inusual historia no te dejará indiferente. Como última pista, indicar que la trama insinúa cierto jugueteo con los planos atemporales e interdimensionales, para quienes les gusten esos embrollos. Creo que es importante apoyar nuestro género favorito desde la marca iberoamericana, así que, podéis atreveros.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s