The dark maidens (Ankoku joshi) – 2017

Duración: 105 min aprox.

País: Japón

Valoración: 6/10


Que reconfortable se siente uno cuando cuando descubre pequeñas joyas ocultas como esta. No sé si estoy demasiado embelesado por el cine oriental y mi objetividad patina, o es que los guionistas japoneses son completamente unos genios. Bueno, en este caso debería darle el mérito a los novelistas, sin restarle su posterior mérito a los cineastas, ya que The dark maidens es en realdiad la adaptación de la obra Ankoku Joshi (Girls in the dark). En este caso un filme de misterio tan inusual como atractivo, capaz de mezclar géneros a las mil maravillas y dejando al espectador boquiabierto con cada minuto que pasa.

Nos situamos en una escuela femenina y católica de secundaria en Japón. Seis jóvenes estudiantes y componentes de un selectivo club de lectura serán las protagonistas de una trama que parece estar tejida cual tela de araña. Es decir, con perfección y consistencia. Tras el fallecimiento de una de ellas, Itsumi Shiraishim, la chica más popular del instituto, no tardarán los rumores en señalar como posible culpable a una de las integrantes del club. Mediante una intrigante sesión de lectura, las otras cinco miembros tratarán de resolver el misterio que envuelve la muerte de Itsumi.

En tan solo estos dos párrafos creo que ya he descrito la esencia de esta película: complejidad y misterio. Porque no solo la historia es buena, sino también su narrativa y la parte visual. Quizá le falte algo de ritmo en el arranque, y también haya que lidiar con algunas – y deliberadas – pasteladas. Pero la cinta en sí es todo un recorrido de detalles perfectamente engarzados hasta explotar en el culmen final. A aquellos que les guste hacer de detectives mientras ven este tipo de películas ya les aviso que, en esta ocasión, lo tendrán muy complicado.

Y hablando de detectives, hay momentos en que todo el filme parece una oda a Agatha Christie. De hecho se menciona a la escritora y alguna de sus obras. Todo el desarrollo recordará al modus operandi al que nos tenía acostumbrados la escritora británica. En parte, ello se debe a que esta película, en realidad, parece un tributo a la literatura moderna y las artes en general. Tanto es así, que asistiremos a un ‘minitaller’ sobre como cocinar una buena novela.

Pero no nos engañemos, este inofensivo club de colegialas es lo más siniestro que hemos visto en mucho tiempo. La verdad es que, con lo que estamos acostumbrados a ver desde el país nipón, esperábamos una película diferente, que tal vez jugara más con lo sobrenatural. Ya avisamos de que no es así. No hay fantasmas, ni maquillaje, ni pelucas. La película no es de terror y reserva todos sus esfuerzos en el thriller y el misterio

Continuando con la narrativa, si atendemos a la descripción de la propia novela original, se nos anticipa la técnica de Rashomon, marca de la casa en Japón. A mi parecer, no tiene tanto que ver, aunque el primer tercio de la cinta se basa en cuatro historias elaboradas cada una por las posibles culpables. Entre todas ellas hay hechos generales que encajan entre sí, y otros que no. Para colmo, cada mini relato se elabora mediante una técnica diferente y se le aportan distintos géneros, ya sea el drama, el asesinato, el erotismo e incluso el terror. Sí, ya sé que he dicho que no había terror, pero se hace un pequeño guiño – y un pelín racista – entre tanta literatura. El caso es que todo ello le aporta una riqueza enorme al filme.

Si quisiera comparar este largometraje con otros similares de la filmografía oriental escogería dos títulos. Por un lado, es inevitable la comparación con la serie coreana, Whispering corridors. No obstante, la obra estaría mucho más próxima a una de nuestras favoritas, también japonesa, y que es Fatal frame (2014). La intriga ante la muerte de una joven y las relaciones entre las alumnas de una escuela católica, hacen a ambas películas casi hermanas gemelas. Y aquí aparece la temática principal de The dark maidens, tomando como pilar central la adolescencia. La trama nos hace reflexionar sobre esta etapa de nuestras vidas como una de las más especiales y más libres, siendo muy importante como queramos vivirla, porque no habrá vuelta atrás. No obstante, también se introduce la competitividad y la disputa entre las mujeres, como ya decíamos; y algo que ya no atañe tanto al género, sino a todas las personas, que es la necesidad de protagonismo y la supeditación a amig@s y compañer@s.

Otro detalle que también hemos comentado es el del erotismo, Sí, también lo tiene, y pasa desde el nivel más sutil al más evidente. Ojo a la comparación que me atrevo a hacer, pero toda esta esencia, y más si atendemos a uno de los relatos de las jóvenes (el de terror), me acabó recordando mucho a la Carmilla (1872) de Sheridan Le Fanu. Sin duda, una de las obras claves del terror gótico y que marca también el inicio de la novela erótica lésbica de tintes vampíricos.

Al final, la historia se acaba convirtiendo en una especie de espiral que parece no tener fin. Mientras resolvemos un misterio, destapamos otro al mismo tiempo. Es una delicia ver como cambian las personalidades de todos los personajes, bastante bien interpretados por las jóvenes actrices, por supuesto. Aunque el mérito también reside en la parte técnica, con Saiji Yakumo al mando, quien trabajó en Acantilado Rojo (2008) y que logra, esta vez, unos planos espectaculares, acompañados de una fotografía impresionante. La historia juega con los conceptos de la luna y el sol, luz y oscuridad, y esto queda plasmado a la perfección a lo largo de todas las secuencias.

Lo mejor, es ver como finalmente todos los detalles y las pistas están perfectamente pensados y entrelazados. Salvo uno, muy importante y que, aunque no afecte demasiado a la valoración general de la película, te deja un poco mosqueado. No sé a vosotros en caso de que os atreváis, pero a mí me ha pasado. Dicho esto, una película diferente y bastante recomenadble. Hay que estar un poco familiarizado con las formas de los cineastas asiáticos, pero sin duda, una delicia para cualquier amante de las historias de misterio y la novela del siglo XX. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s