I still see you – 2018

Duración: 108 min aprox.

País: EE. UU.

Valoración: 4/10


Qué podemos decir sobre esta película… leímos sobre ella en un portal afín y ya entonces no nos convencía demasiado. Pero hay que atreverse con todo, como buenos críticos, y poder después recomendar. Pues bien, I still see you no es una película que deba encontrarse entre la colección de la Cabaña. Aunque no deje de ser un thriller, demasiado fantástico para nuestro gusto, detrás se esconde una deliberada pastelada adolescente que pretende seguir la estela de lo que fuera en su día la saga Crepúsculo o algo parecido.

Los primeros quince minutos están bien, se presentan atractivos. Poco a poco empezamos a conocer una trama original basada en la novela ‘Break my heart 1000 times’. La historia crea el concepto de remanentes, que vendrían a ser fantasmas de aquellos que murieron debido a un extraño suceso en Chicago. Tras el extraño “evento”, todos los fallecidos entonces parecen no haberse ido del todo. La gente de los pueblos convive con aquellos que murieron y que se aparecen a diario realizando el mismo acto cotidiano, sin interferir con el mundo de los vivos. El conflicto comienza cuando Veronica Calder descubre un remanente que parece amenazar su vida.

A partir de ahí, según va avanzando el filme, la tensión y la seriedad se pierden para dar paso a una historia típica del cine comercial, con romance incluido. Sí es verdad que se mantiene cierto misterio y que el espectador quiere saber más durante el desarrollo, pero ello crea unas expectativas que finalmente no serán cumplidas. Pasado el ecuador de la cinta, uno ya se ha podido dar cuenta por dónde van los tiros y a qué tipo de película nos enfrentamos. Un producto demasiado tierno que de terror o inquietante no tiene nada.

El apartado técnico es salvable y los efectos visuales son buenos. Claro está que hay una importante producción detrás y un respaldo económico notable. El problema llega cuando todos los conflictos que plantea previamente el guion se acaban saltando a la torera y asistimos a un desenlace que carece de sentido. Entre tanto, se juega con un giro de guion que se ve a la legua y es imposible que sorprenda a nadie.

Lo personajes tampoco son lo fuerte aquí. Vale que la protagonista tenga cierto carisma y la actriz, Bella Thorne, se defienda. Ahora bien, inquieta lo explotado (visualmente hablando) que está su papel, algo que no entendemos para nada y que era innecesario. Luego tenemos a su compañero de viaje y que acabará siendo su novio y nos da igual el spoiler porque está cantado. Un Richard Harmon (Los 100), al que no le queda muy bien ser el chico malo. Y por último, no esperábamos encontrar un viejo conocido como Dermont Mulroney.

En definitiva, esta semana nos equivocamos de película. La hemos mantenido por ese intento que tiene de oscurecer la típica historia de fantasmas bonita. Finalmente, el romanticismo desbordante puede con las sombras. Más allá de la ambientación y algún detalle digno de los filmes de La Cabaña, esta película no tiene nada. Solo recomendable para adolescentes enamoradizos o si buscamos una película tierna que ver en familia. Ni hay terror, ni tiene interés. Esperemos tener mejor suerte la próxima vez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s