Hell House LLC II: The Abbadon Hotel – 2018

Hell_House_II-2018.jpgDuración: 89 min aprox.
País: EE. UU.
Valoración: 5,5/10


Hemos estado esperando esto desde hace un tiempo. Tal vez nos hayamos precipitado un poco, puesto que no hemos encontrado ni subtítulos al español para el visionado, pero ya hemos podido disfrutar de la segunda entrega de Hell House. Es cierto que la primera película nos dejó un gran sabor de boca – dentro de sus limitaciones, por supuesto – aunque tampoco queríamos poner la mano en el fuego con esta nueva producción. Ya conocemos todos lo que se dice, las segundas partes nunca fueron buenas, y en este caso… ni fu, ni fa.

La historia sigue de cerca a los hechos originales que se mostraron en la película estrenada en 2015 y, cuidado, porque se abre la veda y esto huele a franquicia. En esta ocasión, periodistas y programas de televisión siguen tratando de esclarecer los hechos de 2009, cuando una casa del terror de Halloween, ‘Hell House‘, una simple atracción, se cobró la vida de más 15 personas en su inauguración. Muchos de los cuerpos ni siquiera fueron encontrados y los organizadores desaparecieron. Ahora toca volver a lo que, en su día, fue el Abbadon Hotel, donde un extraño ocultista practicaba oscuros ritos junto a su secta antes consumar un suicidio grupal.

Como veis, la historia en general no pinta del todo mal. ¿Tiene parte de forzada esta segunda película? Pues en parte sí, no lo vamos a negar.  Sin embargo, es de agradecer que sus creadores hayan estudiado a fondo su primer filme y se hayan propuesto una cosa: explotar aquello que funcionó entonces, y revertir los puntos más negativos. El problema es que, tras el esfuerzo, la primera parte sigue siendo bastante mejor.

Quizás, los que hayáis visto ambas, no estéis tan de acuerdo con esto último. Hell House II ha ganado en intensidad, ha arriesgado más, ya no es tan sugerente, ya se moja desde el principio. Con ello han remediado el principal problema que tuvo la primera entrega, ya que tardaba demasiado en explotar el verdadero terror. A causa de ello, se logró un gran falso documental que perseguía una meta muy diferente a esta, que era centrarse más en la temática de las casas de terror en Halloween. El contrapunto de ser tan lineal y  realista es que el comienzo se podía hacer pesado.

¿Que nos encontramos en esta secuela? Un intento de aligerar la narrativa que acaba hasta por molestar. Es decir, desde un principio suponíamos que nos enfrentábamos a una película compuesta por fragmentos de metraje encontrado. Lo que pasa es que, en esta ocasión, se entremezclan demasiados periodos de tiempo, sin quedar nunca claro del todo qué es presente, qué ha pasado y por qué ya conocemos parte del futuro.

Hell_House_II-2018-1.png

Sin toparnos con una actuación demasiado reseñable, es innegable que en el corazón de la cinta se viven momentos de tensión. Parece mentira como un pequeño edificio da tanto de sí. También ayudan los glitches de la cámara o el apagado repentino de luces, técnicas sencillas pero, a su vez, efectivas en este caso. Muy importante es que Hell House en ningún momento busca el susto fácil, un punto a favor. Y se puede llegar a pasar miedo en algún que otro punto. Vuelven los payasos y las extrañas apariciones que se pasean por la casa. Y entre tanto, nos quedamos con los detalles que transcurren en segundo plano, algo que, personalmente nos gusta. Por ejemplo, a principios de año ya insistimos en ello con Reclusion (2016), o nuestra siempre discutida It follows (2014).

Hell_House_II-2018-5.jpgLa mejor noticia es que con estas últimas producciones independientes el cine de terror basado en el metraje encontrado y el falso documental parece salir de un pozo muy profundo en el cual había caído tras su sobrexplotación. Hace poco hablábamos en la Cabaña del mal rollito que nos transmitió Gonjiam Haunted Asylum, y de nuevo nos topamos con otra película aceptable. El problema, como ya hemos dicho, ha estado en que Hell House II no ha logrado escapar de la sombra de su antecesora, y ello ha influido negativamente en su valoración final.

Por supuesto que a quienes les gustó la primera película deben continuar las andadas. Los que no, mejor ver antes el filme de 2015. Aun así, quien quiera saltarse esta recomendación tampoco lo tendrá demasiado difícil, puesto que se hace un intento de contextualizar lo sucedido en el caso anterior bastante completo. Lo único que varios de los personajes de entonces vuelven a aparecer en esta. Y, por supuesto, nada recomendable para quienes no soporten las grabaciones caseras y caóticas ni el look amateur.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s